Módulo 3 - Transversalidad de género o Mainstreaming


TRANSVERSALIDAD DE GÉNERO O MAINSTREAMING

La transversalidad de género o Mainstreaming es la necesidad de incorporar la perspectiva de género a las líneas de trabajo de todos los poderes públicos. La igualdad entre mujeres y hombres es un imperativo no sólo social, sino también político. Todos los poderes públicos deben pensar y actuar teniendo en cuenta las desigualdades de género existentes. La perspectiva de género tiene que ser transversal puesto que las desigualdades nos afectan a todos y a todas, y en todas las esferas de nuestra vida.
El Consejo Económico y Social de Naciones Unidas en 1997 definió la transversalización de género como “el proceso de evaluar las implicaciones que tiene para hombres y mujeres cualquier acción que se planifique, incluyendo las de tipo legislativo, las políticas o los programas en todas las áreas y a todos los niveles. Es una estrategia para hacer de las experiencias y necesidades o intereses de hombres y mujeres una dimensión integral en el diseño, implementación, monitoreo y evaluación de las políticas y los programas en todas las esferas políticas, sociales y económicas a fin de que hombres y mujeres se beneficien por igual y desaparezca la desigualdad”.
El Consejo de Europa en 1998 ha ratificado que la transversalidad de género implica la reorganización, fortalecimiento, desarrollo y evaluación del proceso de políticas públicas con el fin que la perspectiva de igualdad sea incorporada en todas las políticas a todos los niveles y en todas sus fases.
Mi trabajo se desarrolla en la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, pero sin ninguna relación con las políticas educativas de la Junta, sino que desempeño mis tareas en la Sección de Nóminas y Seguridad Social.
Aunque en principio podría parecer que en el ámbito de la Administración Pública no existen desigualdades, ya que en acceso al empleo tienen las mismas oportunidades los hombre y las mujeres y los salarios son los mismos, en el día a día sí se ven éstas, ya que no están en las mismas condiciones las mujeres y los hombres.
Entre las actuaciones que se podrían llevar a cabo por la Administración podríamos citar las siguientes:
  • Animar a las mujeres a que ocupen los puestos directivos de los centros docentes porque, aunque el porcentaje de profesoras es muy superior al de profesores, normalmente los equipos directivos tienen mayoría masculina.
  • Del mismo modo, hacer campañas en favor de la excedencia por cuidado de hijos o la reducción de jornada por esta misma causa (o por cuidado de mayores) en los hombres, porque, mayoritariamente, quien se toman estas horas o la excedencia son las mujeres.
  • Formación en lenguaje no sexita entre los empleados públicos.
  • Ofertar cursos orientados a la sensibilización del personal público sobre igualdad.
  • De la misma forma, ofertar cursos o conferencias orientados a conocer las desigualdades entre mujeres y hombres. Esto facilitaría la concienciación de que las desigualdades todavía existen.
  • Incorporar la perspectiva de género en toda la Administración Pública y en todas sus áreas de actuación pública.
Creo que la Administración está avanzando bastante por incorporar la perspectiva de género a todas sus líneas de trabajo. Un ejemplo se puede ver en este curso en el que estamos participando.
Por su parte opino que a nivel autonómico la Junta de Castilla y León también ejecuta la transversalidad de género, con la publicación de importantes acuerdos que se han dictado al amparo de la Ley 1/2003, de 3 de marzo, de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en Castilla y León (modificada por la Ley 7/2007, de 22 de octubre). Entre los planes que se han llevado a cabo a nivel autonómico destacan:
  • Acuerdo 35/2013, de 16 de mayo, de la Junta de Castilla y León por el que se aprueba el Plan Autonómico para la Igualdad de oportunidades entre Mujeres y Hombres y contra la Viloencia de Género de Castilla y León 2013-2018.
Este instrumento de planificación integral nace con el objetivo de tratar de eliminar la discriminación que pueden sufrir las mujeres en cualquiera de los ámbitos de su vida. Este plan aborda, por primera vez, la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres y en contra de la violencia de género de una forma conjunta y con un enfoque integral, ya que la experiencia ha demostrado que la mejor forma de luchar contra la violencia de género es promover la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Es decir, a mayores cotas de igualdad menores indicadores de violencia de género.
  • Acuerdo 36/2017, de 20 de julio, de la Junta de Castilla y León, por el que se aprueba la Agenda para la Igualdad de Género 2020. Constituye el marco de intervención de la Junta de Castilla y León y la planificación de sus políticas públicas en materia de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, siendo la plasmación de su compromiso con la ciudadanía en esta materia para los próximos años.
Asimismo considero que ha sido fundamental para la efectiva igualdad entre hombres y mujeres la ampliación del permiso de paternidad hasta hacerlo coincidir con el de maternidad.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Módulo 4 - Reto semanal

Módulo 5 - IDEAS PARA EL CAMBIO